fbpx

Obesidad

La obesidad se ha convertido actualmente en una crisis mundial de salud pública. Las recientes investigaciones han concluido que se ha producido un aumento sustancial y generalizado de las tasas de obesidad a escala mundial durante las últimas tres décadas. Las tasas de sobrepeso y obesidad en adultos han aumentado tanto en hombres como en mujeres, de modo que un tercio de la población mundial tiene sobrepeso u obesidad. Y lo más preocupante es que el número de niños y adolescentes con obesidad ha aumentado en un 50%.

La obesidad está asociada a importantes trastornos crónicos como son la diabetes mellitus tipo-2, arteriosclerosis e hígado graso no alcohólico. Y es bien conocido que la obesidad se acompaña de un estado de inflamación crónica de bajo grado, lo que en ciencia se conoce como metainflamación.

La comunidad médica se enfrenta actualmente a una epidemia de obesidad y diabetes mellitus tipo 2 (DM2) sin precedentes. Se trata de dos epidemias indivisibles, la obesidad afecta tanto a adultos como adolescentes y niños, y es la causa más común de resistencia a la insulina en el hombre, por lo que la epidemia de obesidad está impulsando una epidemia paralela de DM2.La incidencia de DM2 ha aumentado dramáticamente en el último par de décadas, y actualmente afecta a más de 300 millones de personas en todo el mundo.

El abordaje de esta alteración metabólica no debe basarse únicamente en cambiar la alimentación, sino en entender todos los mecanismos implicados en este estado de metainflamación y dar soluciones óptimas en los órganos implicados para restablecer un equilibrio metabólico óptimo que conlleve a un estado de salud.

Tratamientos