El cuerpo virtuoso: la trampa del metabolismo lento

Son las 9.30 de la mañana de un lunes lluvioso. Julia está en la sala de espera de su endocrino. Tras mucho tiempo esperando esta visita, confía en que esta vez sea la definitiva. Lleva desde siempre luchando contra la báscula: la suya es una vida de lechuga, batidos de proteínas y tortitas de arroz.