fbpx

Microbiota, estrés y decisiones valientes

tu primer cerebro no está en tu cabeza

 

Hoy te voy a hablar de bacterias, creencias, impulsos y conductas. De bloqueos, apatías, dolores de barriga y confusión mental. También de ansias y de egoísmo, de adicciones y recompensas, de alergias y de estrés. De temores y de decisiones valientes. De aquello que te enciende y de lo que te apaga. Hoy te voy a hablar de tu tripa y de tu cerebro, y de ese circuito que relaciona a la una con el otro, y de cómo lo que sucede en tu sistema digestivo determina tu vida física, psicológica y emocional.

 

Tu primer cerebro

Podría decir, como hizo Umbral en su día, que hoy he venido a hablar de mi libro. En puridad, es cierto: acabo de publicar ‘Tu primer cerebro’, en Plataforma Editorial, y te lo quiero presentar. Pero no es solo eso. Quiero contarte también la historia de este libro, de cómo empezó y en qué ha terminado convirtiéndose. E invitarte a vivirlo como una oportunidad de cambio.

 

 

Del Gut-Brain Axis a todo lo demás

Mi idea inicial era escribir acerca de una de mis áreas de interés, el Gut-Brain Axis. Si me conoces, sabes que me apasiona e investigué este durante unos años, en un grupo de investigación, y me parecía pertinente mostrar los avances en este maravilloso sistema que engloba la microbiota, el intestino y el cerebro. Explicar por qué la microbiota comanda nuestra conducta y nuestras decisiones y que, en realidad, el primer cerebro no está en la cabeza: el aparato digestivo es el director general que manda sobre nuestro cerebro, sobre lo que sentimos y lo que pensamos y, en consecuencia, tiene una influencia directa sobre nuestra toma de decisiones.

 

Esto es lo que yo quería contar. Pero todo se fue enredando. No, enredando no es la palabra. A medida que iba escribiendo, y como en una gran metáfora de lo que ocurre en nuestro interior, veía cómo todos los sistemas se iban entrelazando en los distintos capítulos y cómo las emociones me llevaban a la fisiología, y viceversa. Estaba claro: no podía hablar del Gut-Brain Axis sin explicar todo lo demás. Sin entrar en la complejidad del ser humano, de su contexto biopsicosocial, de los aprendizajes y de las carencias. No era solo fisiología. Tenía que poner, negro sobre blanco, cuanto he aprendido. E intentar explicarme lo mejor posible.

 

Así pues, aun cuando el hilo conductor sea la microbiota -ese maravilloso ecosistema implicado en más de 20.000 funciones de nuestro organismo-, la realidad es que no nos podemos quedar únicamente en la idea de que tenemos que modificar nuestra alimentación. En clínica veo que lo que comemos es solo uno de los muchos factores que alteran la microbiota. Es la vida entera de una persona la que modifica la microbiota. La VIDA con mayúsculas. Desde la gestación, el parto y la primera infancia, a los guiones de vida, los roles y personajes asumidos, nuestra concepción del mundo y de nosotros mismos.

 

¿Fuerza de voluntad? Mejor, motivación

Como decía, las bacterias son el hilo conductor de nuestra existencia y, también, de este libro. El punto de partida es que aprendamos a conocerlas. Si entendemos cómo nuestra relación con ellas va a determinar nuestra vida, llegaremos a una conclusión esencial. Te la diré con palabras muy claritas: no molestes a tus bacterias, porque te van a joder la vida si lo haces.

 

Si queremos modificar ciertos aspectos de nuestra vida, resulta más eficaz tirar de la motivación que de la fuerza de voluntad

 

Uno de mis aprendizajes es que, si queremos modificar ciertos aspectos de nuestra vida, resulta más eficaz tirar de la motivación que de la fuerza de voluntad. Por eso, mi intención es darte herramientas para que entiendas ese permanente diálogo entre emociones y tripas, entre los trastornos digestivos y la ansiedad, la depresión y el estrés. Es esencial que entiendas que lo que fuimos, lo que sentimos, lo que nos hicieron creer que éramos, ha terminado repercutiendo en nosotros y permitiendo la entrada a Los Ansias, un selecto grupo de impresentables que okupan tu azotea y te mandan mensajes destructivos de todo lo malo que te sucede y de lo que está por venir.

 

Hablo de ‘okupar la azotea’ y puede que pienses que menudo lenguaje utilizo para un libro de ciencia. Pero los conceptos complejos requieren de explicaciones cercanas. Lo que te cuento es tan importante para tu vida, que necesito captar tu atención y que no te desanimes al primer capítulo. Por eso he ido incorporando casos clínicos, historias verídicas para explicar cómo se forja la manera de entender el mundo y cómo repercute en nuestra salud.

 

Tu mierda es tuya

Vaya, Xavi, sigues provocándonos, ¿no? Pues te diré que ese ‘Tu mierda es tuya’ era mi primera propuesta de titular para el libro. No coló, y puede que, editorialmente, sea un acierto. Pero ‘tu mierda es tuya’ es un juego de palabras perfecto para resumir 200 páginas. Con ello quiero decir que tendemos a echar la culpa a los demás, a no responsabilizarnos de quiénes somos. En esta vida, si quieres cambiar algo, debes empezar por ti. Tus cargas son tuyas. Así que mira para adentro, pon orden en tu interior y decide dónde poner tu energía.

 

Todo esto lleva, es evidente, el sello de identidad de la Psiconeuroinmunología de Regenera. Nosotros entendemos la salud con un orden. El orden precede al amor y a la felicidad. Si no tengo orden en mi vida, no lo puedo tener tampoco en la microbiota ni en todo lo demás. Este orden nos ayudará a vaciarnos el peso que tenemos en nuestra vida y a gastar menos energía.

 

 🡆 APRENDE MÁS CON NOSOTROS 🡄

Dolor referido visceral

 

Ahora bien, hemos quedado en que tu mierda es tuya, y aquí cobra todo el sentido el subtítulo del libro: ‘Microbiota, estrés y decisiones valientes’. Decisiones valientes, sí. Porque emociones, estrés, microbiota, cerebro, sistema neuroendocrino… trabajan juntos, entre ellos no existen fronteras como las de los mapas, forman parte del mismo organismo. Y, cuando uno de ellos se desequilibra, el desequilibrio se transmite al resto. Por eso toca actuar.

 

Los cambios, os explico en el libro, pasan por la conciencia. Hay que ser conscientes de los guiones de vida que nos atrapan y nos achacan un rol en el que permanecemos, de los patrones que repetimos una y otra vez aun cuando sus consecuencias sean negativas. Y, una vez que seamos conscientes, también debemos ser coherentes. Hacer caso a eso que hemos percibido.

 

Pues claro que no es sencillo. Si lo fuera, todo el mundo estaría bien desinflamado, comiendo bien, haciendo ejercicio, cuidándose y en un equilibrio emocional que haría temblar de envidia al mismo Buda. Mi propuesta es DÉJATE DE EXCUSAS Y PONTE LAS PILAS. Y, si no te las pones, no pasa nada… pero no me vengas con tu rosario de quejas y de malestares. Tú eres la única persona en este mundo que puede hacer que tu vida sea distinta y que tu inflamación física, gástrica y psicológica desaparezcan. Pero te lo tienes que currar.

 

La recompensa, eso sí, merece la pena. Palabra.

 

tu primer cerebro no está en tu cabeza

 

De lo que pasa cuando me vengo arriba

Un último apunte. En este libro he volcado 20 años de trabajos e investigaciones. También he volcado reflexiones, dudas… y cabreos. A medida que iba escribiendo me iba viniendo arriba y necesitando exponer mi opinión acerca de ese debate muchas veces estéril sobre ciencia y pseudociencia.

 

Parto de la base de que yo soy científico, mi lenguaje es el de la ciencia y he participado como investigador en diversos proyectos científicos en hospitales y universidades. Por tanto, puedo hablar de la ciencia desde dentro, y también criticarla. Y puedo decir que la ciencia es maravillosa… y también que tiene carencias. Mi idea es que no se puede contemplar como un dogma, porque entonces no avanzamos, nos quedamos paralizados. Si tenemos que esperar siempre a tener las evidencias, entonces caemos en el inmovilismo. La ciencia debe ser investigar, descubrir, darte el permiso para mirar.

 

“Confío en la capacidad curativa y regeneradora de nuestro organismo, sobre todo cuando no le ponemos obstáculos”

 

No me gusta que la ciencia actual sea antiemocional, ni que esté excesivamente especializada, ni que pierda los matices de lo cualitativo, ni que sea apriorista. Y se me llevan los demonios cuando los que se agarran con uñas y dientes a la evidencia científica son los mismos que no tienen empacho en recetar seis medicamentos a un paciente sin haber evaluado sus sinergias.

 

Yo confío en la capacidad curativa y regeneradora de nuestro organismo, sobre todo cuando no le ponemos obstáculos, como las digestiones pesadas y continuas, o ese abuso de medicamentos que inhiben las posibilidades de que esta capacidad curativa pueda actuar libremente.

 

Y, porque tengo esa confianza en la capacidad de recuperación de nuestro organismo, es por lo que he escrito este libro. Para enseñarte otra mirada, más completa e integradora, y con el deseo de que te abra la mente a un nuevo enfoque de vida en el que cada uno se hace responsable de su propia salud. Espero que lo disfrutes.

 


 

Tu primer cerebro (no está en tu cabeza). Es el título editorial del nuevo libro de Xavi Cañellas y, en él, el investigador, psiconeuroinmunógo y cofundador de Regenera nos invita a hacer un viaje a través del fascinante Gut-Brain Axis. Con la microbiota como hilo conductor, el autor se adentra en la complejidad biopsicosocial del ser humano y nos proporciona herramientas para entender el permanente diálogo entre emociones y tripas, entre los trastornos digestivos y la ansiedad, la depresión y el estrés. Pero el objetivo final va más allá: la idea esencial es que, si queremos cambiar algo en nuestra vida, debemos empezar a actuar sin echar la culpa a los demás. Dejándonos de excusas y poniéndonos las pilas… si es que de verdad queremos conseguir que nuestros malestares desaparezcan. De ahí el concepto de ‘decisiones valientes’, fundamental para recuperar nuestra vida.

 

Déjanos tu comentario

×

COMPRAR TRATAMIENTO DISMENORREA!

Número de la tarjeta (sin espacios ni guiones)
tarjetas
Acepto los términos y condiciones (debes seleccionar esta casilla para continuar)
enviar un whatsapp