fbpx

El papel de las emociones en los desórdenes de la salud

Home>Estrés / Emociones>El papel de las emociones en los desórdenes de la salud

emociones-en-los desordenes de la salud

¿Todo es emocional?

¿Las emociones tienen un papel clave en la mayoría de los desórdenes de la salud? ¿Los problemas de piel tienen que ver con emociones? ¿Los desajustes hormonales tienen su causa en las emociones? ¿Las infecciones? ¿Y las patologías autoinmunes?

 

En varias ocasiones me han dicho: “¡Xavi, todo lo enlazas con las emociones! ¡No será para tanto!” Y eso creía yo hace aproximadamente 15 años. Para empezar, los avances en neurociencia me han permitido saber que no sabemos nada, y que, si sabemos mínimamente algo, es que el cerebro está implicado en casi todos los desórdenes de la salud.

 

Hace poco más de 100 años, algunos investigadores empezaron a describir qué era el sistema límbico, el famoso sistema emocional. Uno de ellos fue Paul Broca en 1878 y le siguieron otros como Phillip Bard, Walter Rudolf Hess y James Papez. Este último fue el primero que definió las dos vías neurológicas de las emociones y los sentimientos, y que hablé de ello en Emociones vs. Sentiminetos. ¿Sabemos de lo que hablamos? 

 

Hoy en día, tenemos referentes mundiales como Antonio Damasio y Franscisco Mora que siguen investigando y definiendo qué núcleos del cerebro componen el sistema límbico. ¿Y sabéis algo gracioso? Aún no sabemos con exactitud los secretos de este maravilloso sistema. Ahora sí, sabemos que un núcleo, comandante de todos los ejes neuroendocrinos, es la clave en la respuesta emocional. Hablo del hipotálamo. Este núcleo cerebral recibe la señal neurológica ante un estímulo que pasa por el tálamo, amígldala lateral, basolateral y central, y regula una respuesta neuroendocrina cambiando la homeostasis de todo nuestro cuerpo.

 

Como he dicho, desde el hipotálamo nacen los ejes neuroendocrinos: el eje hipotalámico-hipofisario-adrenal (HPA), el eje hipotalámico-hipofisario-tiroideo (HPT), el eje hipotalámico-hipofisario-gonadal (HPG), el eje hipotalámico-neurohipofisario (HN). Además de otras dos vías, el eje hipotalámico-hipofisario-hepático y el eje hipotálamo-hipófisis-prolactina.

 

Si hacemos una analogía con la estructura de un hotel y cogemos sólo los tres primeros ejes que he escrito, podemos imaginarnos que el director del hotel es el hipotálamo, la hipófisis es el subdirector y describimos tres departamentos del hotel como son la recepción/glándula suprarrenal, restauración/tiroides y departamento de limpieza/gónadas. ¿Qué ocurre si uno de los departamentos no funciona bien ya sea porque tenga un exceso de trabajo o no rindan bien los trabajadores? Por ejemplo, que recepción no dé un buen servicio. ¿Creéis que los demás departamentos se verán afectados? La respuesta es bastante rotunda: sí, se verán afectados. Por lo tanto, si tengo muy activo el eje de estrés (HPA), la tiroides o el eje gonadal se pueden alterar. Pero eso ya lo sabemos, ¿no? Si tengo mucho estrés, la regla puede desaparecer. Bien, ya tenemos una primera asociación: la sobrecarga de un eje alterará la fisiología de otro eje.

 

Ahora otra pregunta: ¿Qué pasaría si el director del hotel/hipotálamo recibiera una excesiva carga de trabajo y un acoso del dueño del hotel? Pues básicamente, todos los departamentos estarían estresados, ¿verdad? Y si hemos dicho antes que el hipotálamo es el centro regulador de nuestro sistema límbico o emocional, todo lo que ocurra emocionalmente repercutirá en la neuroendocrinología. Y como ahora sabemos que las hormonas producidas por los ejes neuroendocrinos influyen y regulan la inmunología, podríamos decir que el sistema emocional comanda la neuroendocrinoinmunología, ¿es así? Pues bien, parece ser que sí.

 

Así pues, neurológicamente hablando, todas nuestras respuestas endocrinas tienen un origen emocional y por tanto hablar de emociones ya no es algo puramente abstracto sino: neuroendocrinoinmunológico.

 

Regenera, pioneros en formación en psiconeuroinmunología clínica, te ayudamos a encontrar un estilo de vida saludable

 

Xavi Cañellas

Msc Psiconeuroinmunología Clínica

Msc en Biología Molecular y Biomedicina

Co-autor de los libros Niños Sanos, Adultos Sanos y de Alimentación Prebiótica

Co-director y docente del Postgrado Experto Universitario en Psiconeuroinmunología Clínica de Regenera por la Efhre International University

Investigador colaborador en el proyecto Alimentación, microbiota y regulación de la inflamación en Hospital Josep Trueta de Girona

Déjanos tu comentario

enviar un whatsapp