fbpx

6 claves para evitar el resfriado

Home>Disfunciones / Patologías, Inflamación>6 claves para evitar el resfriado

evitar el resfriado

Descubre 6 claves sobre cómo evitar el resfriado

Estamos en la época del año donde todo el mundo acaba cayendo unos días enfermo. Sigue estas 6 indicaciones para evitar el resfriado o que si, sucede, tengas una mejor capacidad para resolverlo.

 

Come Alimentos (no productos)

Nuestra forma de alimentarnos va a jugar un papel determinante en el estado de nuestro sistema inmune. Tener en cuenta que el tubo digestivo es la estructura de nuestro cuerpo más extensa que entra en contacto con el exterior, nada más y nada menos que 200 m2.

 

Y es por ese motivo que en el intestino encontramos hasta el 80% de nuestras células inmunocompetentes. Ahora entenderéis que no es casualidad que cuando uno se pone a comer mejor, de pronto se da cuenta que ese invierno no se ha resfriado.

 

¿Qué alimentos cuidan a nuestro sistema inmune?

  • Omega 3: pescado azul y marisco. 
  • Ácido araquidónico (omega 6): carne biológica.
  • Omega 9: Aceite de oliva y aguacate.
  • Vitamina A: hígado biológico y yema de huevo.
  • Prebiótico (carbohidratos que nutren a nuestras bacterias) como patata, boniato, zanahoria, manzana, plátano…
  • Resveratrol: uva y cacao.
  • Quercitina: manzana.
  • Sulfurafano: crucíferas como coles de bruselas, coliflor, brócoli…

 

 

Ten unos niveles adecuados de Vitamina D

La vitamina D la obtendremos del Sol en las épocas de primavera y verano. Es conveniente exponerse al sol en las horas más suaves del día sin protección. Lógicamente si te vas a exponer durante más horas o has elegido los momentos del día donde el Sol aprieta más, protégete. Pero en otoño y en invierno conviene suplementar vitaminas. ¿Sabes cómo hacerlo?

 

Toma Vitamina A

Esta grasa junto con la vitamina D, juega un papel clave en la regulación de nuestro sistema inmunitario. En el punto número uno, ya vimos de donde obtenerla.

 

Hacer ejercicio con frío y abrigarse después de ello, ayudará a evitar el resfriado

 

Toma grasas de calidad

Las grasas juegan un papel determinante en la resolución de los procesos inflamatorios como os explicábamos en un post.

 

Muévete para tener tu “cuerpo caliente”

Hacer ejercicio en invierno, como explicamos hace unas semanas en el blog de RegeneraNuestro sistema inmune sufre con el frío, por eso debemos de abrigarnos cuando acabamos de hacer ejercicio o cuando salimos a la calle en invierno.

 

Por contra, el calor mejora la eficacia de nuestras células inmunitarias, basta con  ver el efecto que tiene la fiebre sobre ellas como os conté con anterioridad. Así que muévete para encender tu estufa interior.

 

Gestiona tu estrés

claves para evitar el resfriadoCuando tenemos estrés producimos cortisol y este modula la respuesta de nuestro sistema inmunitario. Hasta ahí todo bien. Pero si el estrés es muy elevado o dura mucho tiempo, incrementamos la producción de cortisol para que el sistema inmune no pueda generar una respuesta inflamatoria en esos momentos. Y es que en el momento en que nos esta siguiendo un león, no podemos caer enfermos.

 

Pero ¿qué sucede cuando después de un mes de elevado estrés, entregamos de una vez por todas ese dichoso trabajo? Efectivamente, que cuando nos relajamos, enfermamos. El cortisol frenó tanto a nuestro sistema inmune que nos hizo vulnerables a cualquier patógeno y una vez que nos relajamos, ahora ya estamos a salvo del peligro, aparece el proceso inflamatorio.

 

Así que, si inevitablemente tienes un estrés elevado, cuida todos lo anteriores puntos porque, si no… ya sabes, difícilmente tendrás un buen estado de salud.

 

 

Si aun así el resfriado aparece

  • Sistema inmune. Nuestro sistema inmune tendrá un estado mucho más favorable para resolver esa infección. Una cosa es pasar unos días convaleciente y la otra es estar todo el invierno donde no salimos de una que entramos en otra.
  • Aparición de fiebre. Deja actuar a la fiebre, que aparezca y que haga su trabajo.
  • Remedios naturales. Usa los típicos remedios naturales según los síntomas que presentes como el probiótico, el propolis, la equinacea…
  • Haz descanso. Y sobre todo, descansa.

 

Regenera, pioneros en formación en psiconeuroinmunología clínica, te ayudamos a encontrar un estilo de vida saludable

 

Carlos Pérez

Graduado en Educación Física y Fisioterapia.

Profesor y co-director del Postgrado Experto Universitario en Psiconeuroinmunología Clínica de Regenera.

Profesor del Máster de Medicina Natural de la Universidad de Santiago de Compostela.

Investigador colaborador en el proyecto Alimentación, microbiota y regulación de la inflamación

6 Comentarios

  1. Juan Bravo Julio 11, 2018 at 12:01 am - Reply

    Estimado:

    Tengo una situación complicada lo que pasa, es que mi papa (58 años) ha tomado 40 años antibióticos (10-15 veces al año), come azúcar, harina habitualmente, no hace ninguna de estas cosas, de modo que siempre tiene tos con flema y se recupera a medias (con antibióticos) de sus infecciones-resfrios. Pero ahora es peor, la semana pasada después de exámenes le dijeron que tenía Neumonía, moraxella catarrhalis, haemophilus influenzae (>= 10.000 ufc/ml ambas), Vitamina D 9.8 ng/ml, IgG 30 ng/dl, IgM 5 ng/dl, IgA 5 ng/dl, entonces pasaron a darle más antibióticos, 50.000 UI de Vitamina D/semana, e inyecciones de Ig, pero no mejora mucho realmente (lleva hospitalizado desde el lunes pasado). Yo con lo poco que he leído, les intento decir a los médicos que una disbiosis (de 40 años) puede ser un factor para tener las inmunoglobulinas tan bajas, pero acá en Chile, los médicos (muy buenos supuestamente) creen que solo causa diarrea.

    Entonces con las inyecciones de Ig (65 gr. hasta el momento) y los antibióticos se ha sentido un poco mejor temporalmente, pero a el si le dicen que eso basta, va a comer incluso peor, y en realidad va estar yendo para atrás internamente otra vez, entonces no se que decirle a los médicos para que tomen en cuenta que la dieta y la microbiota importan mucho. ¿alguna sugerencia? Gracias de antemano.

    Saludos

  2. Juan Bravo Julio 21, 2018 at 3:26 pm - Reply

    Ya no esta en el hospital, esta en la casa, pero yo no noto que este mucho mejor. Ahora le dijeron que tiene daño hepático crónico.

    Al parecer el porque de las Ig tan bajas no es genético (o no es de la genética humana, quizás su microbioma ) porque yo y mi hermana nos tomamos los niveles de Ig y salieron normales. Saludos.

  3. Juan Bravo Julio 23, 2018 at 9:36 pm - Reply

    Hola,

    Con lo mal que esta, inesperadamente para mi ahora se quiere dar una oportunidad para comer bien, yo estoy intentando guiarlo a que coma paleo, carnes/pescado/pollo/huevos etc higado (intentaré que coma 300-400gr de higado/semana), (un multivitaminico los dias que no come higado) omega 3 (2-3gr la primera semana y despues bajar a 1-0.5gr), proteína de suero de leche sin sucralosa, no quimicos, no azucar, no trigo, sin carbohidratos por ahora para no alimentar las bacterias dañinas, solo beber agua.

    Si ustedes ven algo que tenga que agregar/quitar se los agradecería que me dijeran, hasta el momento mi apreciación es que tiene disbiosis y permeabilidad intestinal como causas base de sus problemas, intentaré hacer cosas para sanar estos problemans sobre lo que he leído/escuchado que le puedan servir. Sobre las Ig tan bajas no he visto algo completamente directo que las relacione no se si ustedes si, en fin, gracias por leer.

    Saludos

    • Regenera Julio 26, 2018 at 5:11 am - Reply

      Buenos días, Juan:

      Ante todo, nos gustaría agradecerte que hayas compartido esta experiencia con nosotros y comentarte que, para poder darte un mejor diagnóstico y ofrecerte recomendaciones que se adapten con exactitud a tu padre, precisaríamos conocer en profundidad el caso clínico.

      No obstante, decirte las ideas que planteas son muy interesantes como cambio para empezar a obtener una mejoría. En este sentido, el cambio estaría más relacionado con los que pretende incorporar tu padre que en intentar modificar el pensamiento de los médicos, cuya intervención está más enfocada a la acción sobre las bacterias.

      Lo que interesa es, paralelamente al trabajo de los médicos, trabajar con alimentación, suplementación y, efectivamente, con altos niveles de glutamina y probióticos. Pero, como ya hemos comentado anteriormente, para ofrecer un diagnóstico exacto deberíamos conocer el caso en profundidad.

      Si lo deseas, puedes acceder al apartado “Clínicas” de nuestra web y contactar con alguna de ellas. Realizamos consultas por Skype.

      Un saludo,

      • Juan Bravo Julio 26, 2018 at 3:47 pm - Reply

        Esta bien, muchas gracias, lo hablaré con el.

        • Regenera Julio 31, 2018 at 7:49 am - Reply

          ¡Gracias a ti, Juan!

          Un saludo,

Déjanos tu comentario

enviar un whatsapp